viernes, 22 de septiembre de 2017

La necesidad de la mala experiencia


Buenos días, tardes y/o noches, depende del momento en el que leas este post. ¿Cómo va todo?
En este post quiero ponerme un poco más seria y hablar de algo por lo que acabo de pasar recientemente. He decidido llamar a este post como “la necesidad de la mala experiencia” por varios motivos. El principal es porque una de las cosas que he comprendido es que, por mucho que nos disguste o duela, el hecho de tener malas experiencias es algo que debemos pasar sí o sí en nuestra vida.

Se debe comprender que, al igual que nos enseña en ying y el yang, para que exista un equilibrio, debe haber algo malo en lo bueno y algo bueno en lo malo, porque eso es la vida, al fin y al cabo. En eso se basa la experiencia además, yo por mi parte he pasado las últimas semanas pasando por más malas experiencias que buenas. Y de todas y cada una de ellas, a pesar de todo lo malo, me ha hecho saber afrontarlo de alguna manera, unas mejor que otras, pero poco a poco, he sido capaz de comprender que si ha sido así es porque estaba escrito que eso no debía pasar.

La necesidad por tanto de recibir malas experiencias es que abres los ojos, ves las cosas desde otra perspectiva, consigues encontrar una filosofía de vida a fin a cómo te desenvuelves ante dicha experiencia. Algo malo solo puede terminar llevando a algo bueno, aunque en un primer momento no lo parezca. Lo sé de buena tinta chic@s.

Las malas experiencias nos hacen vulnerables ante todo y todos, como si fuéramos un vaso de cristal en mitad de un terremoto. Sabemos cuándo empieza pero no cuando termina. Pero, al contrario que el terremoto, ante dicha situación eres tú quién decide cuando parar y seguir adelante. No es fácil en absoluto. En ese momento te crees que es el fin del mundo aunque luego verás que no era para tanto.
¿Mi consejo? Llora. No te reprimas, suelta todo lo que lleves en tu interior hasta sentirte vacio y luego respira hondo. Guardar nuestros sentimientos no nos hace ningún bien porque, cuando menos te lo esperes, explotarás, y en ese momento, soltarás todo tu dolor de forma incontrolable y eso sería mucho peor y con terribles consecuencias. Llorar no nos hace débiles... nos recuerda que somos humanos, y los humanos somos vulnerables, porque amamos, porque sentimos... desnuda tu alma y sincérate contigo mismo sobre tu dolor y cómo te sientes. No tienes que demostrar nada a nadie. Ese es tu momento de liberación, limpia tu alma de todos esos sentimientos negativos que te atormentan. Cuando sueltes la última lágrima, piensa en la situación como tal e intenta comprender por qué sucedió así. No hay necesidad de buscar una respuesta inmediata, de eso se encargará el tiempo. Lo importante es que tengas clara la idea que viene después de ese mal momento, y es sacar una lección de todo ello, para que crezcas como persona, para madurar y evitar que vuelva a ocurrir. No hay necesidad de caer dos veces en la misma piedra cuando sabemos que el resultado va a ser el mismo.
Ahora toca respirar profundamente un par de veces y repetirte a ti mism@ que esto es solo un momento, que pronto estarás mejor y todo habrá pasado. No existe una fecha exacta para saber cuándo estarás bien, eso lo sabrás tú la mañana que despiertes y digas “estoy bien” y lo digas con una sonrisa, porque no es una respuesta a otra persona, es porque realmente te sientes así.

Las malas experiencias, las malas decisiones, nuestros errores, todas y cada una de esas estupideces que nos hacen pasar por un mal momento son las que nos convierte en la clase de persona que somos. Con nuestros más y sobre todos nuestros menos, que nos enseña que, a pesar de todo, somos fuertes y somos capaces de seguir adelante y junto a nosotros, personas que nos quieren y nos apoyan, que intentan que nuestros golpes de realidad no sean tan destructivos.... porque a pesar de todo, siempre habrá alguien que te diga las palabras que más deseas oír en ese momento cuando más lo necesitas, esa persona que se quede a tu lado a llorar por ti.... más fuerte o más débil, no importa, no hay necesidad de estar solo ante lo malo de la vida. No es ser dependiente, es saber cuándo necesitas a alguien a tu lado, y eso nos hace sabios....

Esta pequeña reflexión es lo que he sacado yo después de todo lo vivido. Me he dado cuenta de que por muchas cosas estúpidas que haga, por todas mis malas decisiones.... tengo a gente increíble que se preocupa por mí y me ha hecho darme cuenta de que puedo seguir adelante, que me han dado buenos consejos y sobre todo, ha secado mis lágrimas cuando más lo necesitaba. Estas malas experiencias me han hecho más fuerte, vuelvo a ver las cosas con distintos ojos, ojos que cada vez se vuelven más escépticos que esperanzadores, más distantes, pero en el fondo sin dejar de creer....

Me siento una persona distinta a la que era a principio de verano, no sé si el cambio es para mejor o para peor, lo único que sé con certeza es que necesito hacer más de un cambio, no sólo en mi vida, sino también en mi actitud, si no nunca podré ser feliz del todo.


Espero que os haya gustado este post, si es así y queréis comentar cualquier otra cosa ya sabéis, dejad un comentario por aquí. Estaré encantada de hablar cualquier tema que queráis, nos vemos mis queridísimos Neverlanders! J xxx

lunes, 28 de agosto de 2017

Reseña: Cartas a Julieta


Cartas a Julieta 
Nombre original: Letters to Juliet

País: Estados Unidos

Año: 2010

Género: Romántica

Duración: 105 minutos

Personajes:

Amanda Seyfried como Sophie Hall
Chris Egan como Charlie Wyman
Vanessa Redgrave como Claire Smith-Wyman
Franco Nero como Lorenzo Bartolini
Gael García Bernal como Victor
Lidia Biondi como Donatella
Daniel Baldock como Lorenzo
Milena Vukotic como Jane
Luisa Ranieri como Isabella
Marina Massironi como Francesca
Milena Vukotic como Maria
Oliver Platt como Bobby
Ashley Lilley como Patricia
Luisa De Santis como Angelina (madre de Isabella)

Banda Sonora:

1.- “You Got Me” de Colbie Caillat
2.- “Chianti Country” Reg Tilsley
3.- “Verona” Andy Georges
4.- “Un Giorno Così” de 883
5.- “Per Avere Te” Franco Morselli
6.- “Quando, Quando, Quando” John Houlihan and Eric Pressly
7.- “Sospesa” Malika Ayane and Pacifico
8.- “Per Dimenticare” de Zero Assoluto
9.- “Sono Bugiarda (I’m A Believer)” de Caterina Caselli
10.- “Guarda Che Luna” de Fred Buscaglione
11.- “Love Story” Taylor Swift
12.- “What If” de Colbie Caillat

Tráiler:


Resumen:

Sophie Hall es una joven con el sueño de ser escritora que trabaja para The New Yorker como verificadora de datos. Su prometido Víctor, es un gran cocinero de comida italiana y trabaja para abrir su propio restaurante. Ambos deciden hacer su viaje de novios a Verona, Italia.
Durante el viaje, el adicto al trabajo de Víctor se dedica a mejorar sus dotes de cocina, ignorando por completo a Sophie. Por su parte, ella se dedica a pasear por la ciudad hasta encontrar un pasadizo que conduce a un patio donde distintas mujeres de todo el mundo le escriben “cartas a Julieta” sobre su vida amorosa.
Rápidamente, Sophie queda encantada y descubre algo increíble, hay un grupo de mujeres conocidas como “las secretarias de Julieta” que se dedican a recoger todas las cartas, responderlas y luego enviarlas a sus destinatarias con la esperanza de aconsejarlas. Sophie se une a ellas, encontrado así una carta perdida hace 50 años en la que una chica llamada Claire Smith en 1957 le pedía consejo. Sophie es incapaz de ignorar la carta y, aún siendo algo tardía, decide responder. Pocos días después, aparece un joven inglés llamado Charlie que acusa a Sophie por haber contestado a la carta de su abuela, la cual también ha decidido ir a Italia para encontrarse con su viejo amor. Rápidamente Claire y Shopie comparten una fuerte conexión, lo que hace que Sophie termine acompañando a Claire en la búsqueda de su antiguo amor, Lorenzo Bartollini, junto con las quejas de Charlie, quién piensa que todo eso es una chorrada y una pérdida de tiempo. Tras largos días de búsqueda, conociendo a los distintos Lorenzos del lugar, dan con uno ya fallecido, lo que provoca dudas en Claire y una disputa entre Charlie y Sophie donde este la acusa de no saber que es sufrir una pérdida. Claire entonces la defiende al contarle que su madre la abandonó a los ocho años. Charlie se siente mal y, tras una disculpa al día siguiente, comparten un breve beso al final del día, pero ambos se sienten mal ya que Sophie está prometida. El último día de viaje para Claire y Charlie, entran en un viñedo por capricho de esta, donde encuentran a un joven exactamente igual a su Lorenzo. Claire pide que detengan el coche exactamente igual a su Lorenzo. Claire pide que detengan el coche y a pesar de sus miedos, descubren que ese muchacho es el nieto del Lorenzo de Claire el cual aparece en escena en ese momento. Tras una buena comida, Sophie se despide de ellos y vuelve al hotel con Víctor.  Charlie la persigue para declararle lo que siente, pero llega tarde y decide que lo mejor es dejarla marchar.
Unos meses después Sophie publica su libro y recibe una invitación de boda de Lorenzo y Claire, a la cual asiste después de romper con Víctor. Se encuentra a Charlie allí con otra mujer, Patricia (de quien le había hablado anteriormente), y ella sale corriendo. Charlie la sigue y llega a encontrarla (en un clásico balcón situado) y ella le confiesa que lo ama, pero le dice que vaya de regreso. Por su parte, Charlie le dice a Sophie que aquella mujer no es su ex novia Patricia, sino que es su prima, que lleva el mismo nombre. Él también le dice que la ama y que quiere estar con ella. Sube con Sophie al balcón y luego cae de él accidentalmente. Cuando ella baja, se besan mientras él está tumbado en el suelo. Después todos los invitados de la boda se dirigen hasta ellos

Opinión:

¡Esta película me encanta de cabo a rabo! Reconozco que soy fan de las películas románticas, pero es que esta se lleva la palma, y no solo porque Amanda, la protagonista, sea una de mis actrices favoritas desde que la vi en Mamma Mía!
Además de envolver la película con humor y romanticismo, evoca un gran patrimonio cultural de la pequeña Italia pues, cuando Sophie pasea por las calles de Verona, se para precisamente en la Casa de Julieta,  palacio señorial de origen medieval, reconvertido en museo en época moderna y que se encuentra cerca de la piazza delle Erbe. Es en este lugar donde la tradición popular, mezclando realidad y fantasía, sitúa la casa de la protagonista de la famosa obra de William Shakespeare, Romeo y Julieta, siendo el balcón de la fachada, lugar donde se desarrolla una de sus más conocidas escenas.
Allí, justo a los pies del balcón se encuentra la hermosa estatua de bronce realizada por el escultor italiano Nereo Costantini, que representa a Julieta en una romántica pose. Es tradición acercarse a la estatua de Julieta y tocar su seno. La leyenda dice que si lo haces regresarás a Verona o encontrarás el verdadero amor. ¿A que suena muy romántico? Y lo de la cartas también es cierto, ya que el ayuntamiento hace que 2 veces al año retiren la ingente cantidad de cartas que la gente deja, aunque sería bonito que, al igual que en la película, existieran las secretarias de Julieta y respondieran a todos esos enamorados que buscan su consuelo en Julieta.
Me gustaría añadir, por si alguien más se ha fijado, en el guiño que hace Lorenzo a la película de Titanic, su frase, más o menos textual, viene a decir que ella, Claire, ha perdido a su Jack; él, a cambio, ha perdido a su Rose. Es una manera bonita de decir que ambos han perdido al amor de su vida.
Con ello, no me queda mucho que comentar, ya que, soltaría un señor testamento de alabanzas a la peli o del atractivo actor que interpreta a Charlie Whyman, Chris Egan, y lejos de enrollarme, prefiero dejarlo hasta aquí.


Espero que os haya gustado, y como siempre, si queréis alguna película en concreto, o si me falta algún detalle, lo que sea, solo tenéis que dejar un comentario, nos vemos en la siguiente reseña. Nos vemos mis queridísimos Neverlanders! J xxx 

viernes, 25 de agosto de 2017

Quiero volver

¡Hola Neverlanders!

¡Cuantísimo tiempo! ¿Cómo estáis pasando el verano? Espero que bien :)

Han pasado tantas cosas estos últimos meses.... la verdad es que he echado mucho de menos el blog, sé que, con disculpas no se arregla nada, además de que sé que si de verdad hubiera querido, habría podido haber subido algún que otro post, pero, aún así, los pocos ratos que tenía libre lo último que me apetecía era escribir.
¿Suena mal? Creo que sí jejeje, a ver, si que he estado trabajando en cosillas en mis ratos libres, incluso de HEAVEN, tengo más capítulos en realidad, pero no los he subido aún ya que normalmente tengo una editora con la que suelo discutir el capitulo, corregirlo y demás antes de subirlo, por lo que, al estar en otra ciudad era algo difícil ya que siempre nos ha gustado discutirlo largo y tendido en persona. Mi intención este verano era ponerme al día y subir varios post, tanto de heaven como los que solía subir de películas o libros, pero no pensé que tuviera un verano tan ajetreado, y en lugar de relajarme estoy más estresada que en invierno, aún así, creo que estas semanas previas antes de volver para terminar mi último curso en otra ciudad, me gustaría subir algún capi o hacer alguna reseña, quizá añada un punto nuevo, más personal, para tratar temas varios y así no sé, ayudar, aconsejar o conocernos mejor, ¿os parece buena idea? Ya me comentareis y espero escribir pronto.

                  Nos vemos pronto Neverlanders :) xxx

domingo, 15 de enero de 2017

Propósitos de Año Nuevo tardíos! :) xx

Muy buenas noches Neverlanders! ¿Cómo habéis pasado la Navidad? Espero que estupendamente, y ojalá os hayan traído muchas cositas (entre ellos libros jejeje).

Ya llevamos una semana de vuelta a la realidad y para mí la navidad se ha pasado mucho más rápido de lo deseado. ¿He sido la única? En fin, solo quería felicitaros el año nuevo y de paso hacer como es mi costumbre una lista de propósitos y objetivos para este año, y bueno, compartirla con vosotros a ver si así puedo cumplirlas todas o al menos la gran mayoría jajaja. Empezamos:

1º Aprobar todo el curso
2º Hacer un viaje antes de empezar el siguiente curso
3º Leer más de 30 libros antes de que termine el año (no son muchos, pero dado mi escaso tiempo es una meta justa, claro que si leo más pues mejor que mejor)
4º Ponerme de nuevo en forma (ya no voy al gimnasio y eso me está pasando factura, además de que quiero empezar a practicar yoga para relajarme)
5º Quiero probar cosas nuevas.
6º Decir más “No” a las personas y menos a las cosas que se me presentan.
7º Nada de enamorarme (ahora mismo me encuentro en una etapa egoísta y quiero dedicar este año a centrarme solamente en mí, mis estudios y mi trabajo)
8º Sacarme el carnet del coche (es algo que al necesitarlo lo he ido dejando, pero este verano me gustaría quitármelo de en medio)
9º Organizarme mejor ( de por si ya lo soy, pero al final priorizo en cosas indebidas, por ello quiero ser más aplicada en mis deberes y obligaciones)
10º Postear como mínimo una vez en semana en el blog  me sabe fatal haber dejado de lado todo este tiempo atrás el blog, es por ello que quiero organizarme de tal manera que pueda postear, ya sea de HEAVEN, de cómo me va todo o hacer alguna reseña)
11º Terminar de escribir HEAVEN (que ya va siendo hora)
12º Y por último y sobre todo más importante, adoptar como filosofía de vida todas aquellas vibraciones positivas de la vida.

No sé si son muchas o pocas, pero en todo caso espero cumplirlas junto a vosotros mis queridísimos Neverlanders, ¿vosotros ya tenéis vuestros propósitos? Podéis dejarlas en un comentario e intentar cumplir entre todos nuestros objetivos para este 2017, estoy segura de que  seremos capaces de cumplirlos y tener un año maravilloso.
¡Buenas noches y felices sueños Neverlanders! J xxx


miércoles, 4 de enero de 2017

¡He vuelto! :) xx

¡Cuantísimo tiempo mis queridísimos Neverlanders!

Me siento fatal y no quiero excusarme pero todos estos meses han sido toda una locura total y, en parte, quiero dedicar un poco este post a contar mi experiencia.
Veréis, como ya os comenté, o al menos eso creo, en Septiembre me fui a otra ciudad para poder volver a los estudios. Por suerte, fui aceptada y encontré un piso bastante cerca del instituto donde realizo un ciclo formativo, ya que nunca me imaginé siendo una universitaria la verdad, además que los estudios, aunque importantes, lo que es para mí como que no, o al menos a una escala de dificultad en lo que universidad se refiere. No sé si me he explicado bien jejeje.
El caso es que fue en ese momento cuando todo se volvió loco. Tuve una mudanza bastante más longeva de lo que creía en un principio. Quién diría la cantidad de trastos que posees hasta que las ves negras para poder transportarlo todo a otro sitio. Luego, tuve el problema del internet, mi compañera de piso no lo usaba porque trabajaba, y por tanto no hay. Yo lo necesito, y por no contratar un ADSL que siendo yo sola me salía por el precio de un riñón en el mercado negro, conseguí una tarifa con una banda más ancha a compartir entre mi móvil y mi portátil. No es mucho, pero menos da una piedra, la verdad. Por suerte, en clase dispongo de internet relativamente ilimitado puesto que en nuestro ciclo, la gran mayoría de nuestras asignaturas las damos trabajamos a partir de los portátiles (¡10 puntos para el insti!) Ejem, ejem.

Lo más difícil estaba hecho, ahora solo tenía que acostumbrarme a esa nueva vida. La verdad es que vivir fuera de casa se siente tan extraño. Encima mi compañera de piso se pasó las dos primera semanas fuera de vacaciones y tuve que acostumbrarme sola a todo. Recuerdo que pasé la primera semana durmiendo en el sofá porque odiaba mi cama nueva, no me acostumbraba a despertar en esa casa ni estar con mis padres. Por suerte mi hermana pasó unos días conmigo para no estar sola en ese comienzo, lo que me ayudó bastante a “acostumbrarme”, aunque la verdad es que apenas si salía de casa, solo para ir a clase y poco más. No me atrevía a salir si he de ser sincera. Al principio me sentía realmente estúpida, ¿Dónde estaba mi espíritu aventurero? Una parte de mí deseaba salir y patearme la ciudad hasta caer la noche, la otra parte, sentía un miedo irracional a morir atropellada en esa ciudad sin ley, que me atracaran o robaran las llaves y el móvil, perderme y terminar deambulando sin rumbo fijo por las calles. La verdad es que exageraba un poco (bastante), pero teniendo en cuenta que soy una persona con una orientación bastante pobre, creo que al menos es ligeramente aceptable mi paranolla.

Además, de que no contaba con nadie que me enseñara de primera mano a moverme. Cogí mi primer autobús a las dos semanas de estar en modo ermitaña  creo que más o menos fue cuando empecé a soltarme. También ayudó el hecho de que pasado un tiempo, entró un chico a mi clase del que nos hemos hecho muy buenos amigos y me invitó a su casa a ver una peli, desde entonces hemos quedado muchas veces para ver pelis y el ir a su casa me supone un paseo de niños a pesar de vivir a veinte minutos largos de mí. También estuvo otro chico que nos invitó a este chico y a mí con otros amigos de él a tomar algo un día que la clase terminó antes y nos llevó casi a la otra punta de la ciudad, pero me ayudaron a ser algo más lanzada. Ellos dos son con los que mejor me llevo en clase y son geniales. A veces nos considero el trío lalala y uno de ellos, el de las pelis, dice que somos Harry, Ron y Hermione, algo a lo que le doy completamente mi aprobación.  Con el tiempo he ido teniendo más relación con el resto de personas, también es cierto que desde el principio hubo buenas relación en la clase, y a todos mis compañeras, porque sobre todo somos mujeres, me llevo increíblemente bien con todas y las considero mis amigas, a los muchachos, aunque minoría también jejeje.
He de decir que, a pesar de todo, pasarme más de un año sin estudiar se ha notad, sobre todo lo noté al principio de curso porque cundo daba más de dos horas de clase quería pegarme un tiro, pero sobre todo lo noté en diciembre cuando llegaron los exámenes.  En lugar de hacer uno o dos durante el trimestre, los profesores decidieron ponerlos todos en una semana y media, cosa que en un primero momento, parecía lejano, pero que conforme el tiempo se nos echaba encima se convirtió en algo horrible y terriblemente estresante. Dejando aparte mi agonía, todo esfuerzo obtiene su recompensa, y no solo he aprobado todo, sino que además he obtenido unas notas bastante atractivas y dignas de orgullo para mí que he sido la clásica estudiante de aprobado raspado que solo sobresalía en religión e inglés.

En fin, no quiero aburriros más, solo quería poneros un poco al día de todo lo que ha pasado estos últimos meses en mi vida. La verdad es que, ahora que lo veo, todo ha sido un no parar, durante la semana estaba allí estudiando, viviendo sola, de forma independiente, y los fines de semana, volvía a casa para trabajar durante toda la mañana, dormir casi toda la tarde y pasar un rato con la familia. No digo que esto sirva de escusa, pero si que me evite que me llaméis traidora o hinquéis mi cabeza en una estaca por hereje abandona blogs y mentirosa que prometía postear cuando en verdad no lo hacía jajaja.

Ahora en serio, me despido de todos vosotros, no prometo, pero quiero subir un post para felicitaros el año y la navidad a pesar de la fecha en la que estamos, pero llevo bastante tiempo con este post a medio escribir y quería subirlo ya.

¡Os quiero Neverlanders!! :) xxx