martes, 13 de septiembre de 2016

Cuenta atrás...


¡Buenas noches Neverlanders!

Quiero dedicar este post a algo un poco más personal que de costumbre. Ya sabéis que no soy muy de poner cosas personales por aquí, excepto cuando doy mi opinión con respecto a algún libro, peli y un largo etc...

El caso es que mañana a estas horas ya no estaré en casa. Sí, me mudo, me voy a vivir a un piso a otra ciudad para estudiar algo que me gusta. La verdad es que todo me parece una locura sin igual. Vamos, el año pasado por estas fechas estaba recién iniciada en el mundo blogger y me sentía como una perdedora sin ningún objetivo ni beneficio para mi vida o para la del resto. Y hoy, un año después, no solo he encontrado un trabajo que, a pesar de ser algo duro, tengo compañeros maravillosos y unos jefes estupendos que en lugar de despedirme o buscarme sustituta, han preferido apañarselas de algún modo para que yo continue trabajando los fines de semana, festivos y vacaciones. Sino que fui aceptada en otra ciudad para estudiar algo que me hacía ilusión.

La verdad es que no lo esperaba, pues le año pasado probé más cerca de casa y no fui aceptada, y este año tuve problemas en las adjudicaciones por unos errores donde me desestimaban por amor al arte. Por suerte, encontré a gente buena y amble que me ayudó en todo lo posible, procurándome así tener mi plaza en mi FP. Sí, voy a hacer un modulo, no solo porque no me considere lo suficientemente inteligente como para estudiar una carrera, Además de los grandes gastos que esta conlleva y el echo de que las carreras de filología inglesa y periodismo, que eran a las que les había echado el ojo, son bastante codiciadas y por tanto, no solo juego contra mucha competencia, sino que me perjudicaría gravemente a menos de que fuera excepcionalmente buena en lo que hago.

El caso es que ahora es real, antes lo veía terriblemente lejano y siempre decía "tengo tiempo"... cuando quise darme cuenta, llegó Septiembre y de pronto se me vino el mundo encima. Es real, ya no es hablar por hablar, me voy de casa.... esas palabras se repetían una y otra vez en la cabeza y empecé a tener serias dudas. ¿Hago lo correcto al irme? ¿De verdad quiero dejar esto? ¿Cambiará algo mi vida si me voy a estudiar? ¿Está bien dejar un trabajo fijo, con buen ambiente, sueldo y ya no solo jefes y compañeros, mi otra familia... por un futuro incierto?
Siempre me he considerado una chica de lo más impulsiva. He hecho algo y luego lo he pensado, por eso he cometido más de un error que luego he pagado caro. Y eso provocó en mi un miedo irracional que me hacía dudar de todo lo que al principio lo veía como una nueva oportunidad para vivir otra vida, crecer como persona y ser más independiente.
Claro que deseo todo eso, vivir aquí me agobia de una sobremanera que me hacía realmente insoportable la rutina a la que había sido sometida sin apenas un cambio. No es que fuera horrible, pero si  exasperante ese día a día sin apenas variación, donde todos parecían el mismo incansable día que nunca acaba... Irme fuera significaba algo nuevo, algo que jamás pueda obtener mientras siga viviendo en casa de mis padres. Claro que habría rutina, pero volvería a los estudios, ocuparía mi tiempo en algo que no fuera hacer el tonto durante el día. Muchas veces pensaba que podía pasar por planta y hacer la fotosíntesis al sol con ellas.

Ahora comienza la cuenta atrás, es real, se acabaron las habladurías, realmente me voy. Aunque vuelva cada fin de semana para ir a trabajar, ya será otra cosa, porque durante la semana estaré en otro lugar, viviendo en una nueva casa con otra chica y conoceré a otras personas, y quizá quien sabe, puede que hasta el amor. No es algo que busque en estos momentos la verdad, un novio es lo último que entra en mis planes, pero tampoco es una idea que descarto del todo.
La vida da muchas vueltas y, aunque tuve dudas y peleas con mi madre quien, a pesar de apoyarme siempre deja claro lo que le disgusta la idea de que me mache, ahora siento como me embarga la emoción. Ardo en deseos de ver cómo será mi nueva vida donde podré ser realmente una persona independiente con mi trabajo que me permite cierta libertad económica (tampoco puedo tirar el dinero ya que yo pago el piso que es lo más caro) y, no sé, esto me ayudará a ver hasta donde puedo llegar y por fin podré descubrirme a mi misma viviendo esta gran aventura.

Y tengo la enorme suerte de poder vivirla con vosotros pues, aunque no me habléis, aunque no os conozca, eso no importa, lo realmente importante es que al leerlo os sintáis parte de este momento tan importante para mí. Prometo organizarme para que mi nueva vida no influya con el blog y pueda subir los capítulos de heaven, más reseñas y quizá subir otras historias en las que he estado trabajando estos últimos meses.

En fin no quiero enrollarme más, solo quería compartir con vosotros mis pequeños logros y empezar la cuenta atrás de lo que espero que sea mi gran aventura. Solo espero no arrepentirme, pues, aunque mis padres me hayan dicho que siempre que no esté bien puedo volver sin remordimientos ni enfado por su parte, no soy de las que huyen con el rabo entre las piernas a la primera de cambio y me odiaría a mi misma si al final renunciase y volviera a casa.
Espero que todo vaya bien, deseadme suerte, y para vosotros, todo aquél o aquella que también se vaya fuera, que vaya a empezar a estudiar algo o simplemente tenga otros planes de futuro solo le digo: " Tu puedes. Eres una persona fuerte e increíble que conseguirá todo lo que se proponga gracias a todo tu esfuerzo, trabajo duro y la perseverancia. Mi apoyo hacia ti es incondicional porque sé que podrás cumplir tus sueños". 

¡Os quiero muchísimo mis queridísimos Neverlanders! Vamos a despedirnos del Verano y volvamos a clase/ trabajo/ etc con las pilas cargadas. ¡Mucho animo y miles de besos para vosotros!

Con todo el amor, Naiein xxx




No hay comentarios:

Publicar un comentario