miércoles, 2 de marzo de 2016

Reseña: El Club de los 5

                                                 El Club de los 5

 *Título original: The Breakfast club
                    *Duración: 97 minutos
                    *Año: 1985
                    *País: Estados Unidos
                   *Director: John Hughes                                                                                   
  *Actores principales:

John Bender – Judd Nelson
Claire Standish - Molly Ringwald
Brian Johnson - Anthony Michael Hall
Andrew Clark - Emilio Estévez
Allison Reynolds - Ally Sheedy
Subdirector Richard Vernon - Paul Gleason
Carl, el conserje - John Kapelos
Sra. Johnson, madre de Brian - Mercedes Hall
Sr. Reynolds, padre de Allison - Perry Crawford

 *Género: comedia adolescente

 *Resumen: Esta película dirigida al público adolescente, narra todo el sábado 24 de marzo de castigo para cinco adolescentes del instituto Sherme. Los chicos castigados son John Bender, el criminal. Fue castigado por activar la alarma de incendios. Claire Standish, la princesa. La castigaron por escaparse de clase para irse de compras. Brian Johnson, el cerebro. Lo castigaron por esconder una pistola de bengala en su taquilla que accidentalmente estalló. Andrew Clark, el atleta. Fue castigado por pegar con esparadrapo “las pelotas” de un compañero del equipo de lucha. Y Allyson Reynolds, la irresponsable. En realidad no estaba castigada, simplemente no tenía nada mejor que hacer. A pesar de no tener nada en común, a lo largo de esas ocho horas descubren que no es del todo cierto. Este castigo es supervisado por el Subdirector Vernon, quién, los obliga a permanecer sentados en la biblioteca sin moverse y sin hablar, además de escribir una redacción de más de mil palabras sobre “quienes creen que son”. El señor Vernon, que no parece tener mucho interés en estar con ellos, suele dejarlos la gran parte del tiempo solos, y solo se pasa de vez en cuando para ver que todo está en orden.
Al principio, Bender, quién no para de buscarle las cosquillas al señor Vernon, se dedica a molestar a sus compañeros y a acosar a Claire, pero según pasan las horas, donde han estado dibujando, silbando mirando puntos fijos, correteando por los pasillos sin ser pillados e incluso fumando marihuana que cogen de la taquilla de Bender, empiezan a hablar y abrirse unos con otros y contar el motivo por el que están ahí, sus secretos y como son sus familias. Todos tienen en común que tienen problemas con sus padres. Bender vive con una familia desestructurada, Claire piensa que sus padres solo la usan para vengarse el uno del otro, Andrew tiene problemas con su padre. Pues este quiere hacer de él típico deportista popular. Brian convive con una presión académica muy desquiciante. Y por último, Allison no tiene atención alguna por parte de sus padres y de ahí que sea una mentirosa compulsiva. A pesar de haberse forjado esta amistad entre ellos, todos dudan de si realmente esa amistad continuará después de ese sábado de castigo, una vez que estén en su entorno con sus respectivos círculos sociales. Por parte de Vernon, un hombre cansado de su trabajo, no duda en tratar a Bender con mano firme y encerrarlo en una habitación aparte, aunque este luego se escape para regresar con los otros. Luego mantiene una charla con Carl, el conserje, donde este le dice que escogió ser profesor por las vacaciones de verano, sin embargo en cuanto descubrió que era un trabajo de verdad se frustró.
Al final de la película, los chicos le piden a Brian que escriba en nombre de todos la redacción. Mientras Brian la escribe, Claire le da un cambio de look a Allison y después busca a Bender que ha vuelto a la habitación donde fue encerrado, le besa en el cuello y hablan. Allison vuelve con Andrew y Brian, y Andrew se queda prendado al ver como es realmente Allison sin el pelo en la cara y la ropa oscura y ancha que llevaba. Salen del instituto y Brian se mete en el coche de su padre, Andrew y Allison se besan antes de irse con sus respectivos padres. Y Claire le regala a Bender su pendiente de diamante y después se besan. Claire se marcha en el coche de su padre y Bender se coloca su pendiente.  Los últimos minutos narra el contenido de la redacción de Brian en la que aceptan su castigo, pero no consideran correcto que les pregunte quienes creen que serán. Ellos solo prefieren ver que es lo que han sacado en limpio sobre como son, pues a pesar de todo, él solo los verá como él cree que son: un cerebro, un atleta, una irresponsable, una princesa y un criminal.

* Opinión personal: es una de mis películas favoritas. Todo lo que diga me parece poco pues, a pesar de durar poco más de hora y media, es ese tipo de peli que quieres que dure eternamente. Si soy sincera, vi esta película porque escuché buenas críticas de ella. Como su banda sonora o la última escena, muy conocida en el cine. Aún recuerdo la sensación que sentí en cuando los créditos aparecieron en la pantalla y empezó a sonar la música. En realidad, ni siquiera sé explicar con palabras por qué me gusta tanto esta película, pero es así.
Aunque una buena razón podría ser porque esta película, que en principio parece la típica película sobre adolescentes, presenta una idea más compleja de lo que parece a simple vista. Es bastante interesante como una película puede ser tan magistral contado apenas con siete personajes, si contamos al vicedirector y al conserje, donde la trama se centra en los problemas de los adolescentes y el temor que tienen al convertirse en unos adultos como sus padres, personas insensibles que no tienen corazón. Centrándonos en la historia, se colocan a cinco adolescentes de distinta clase social: el empollón, el gamberro, la pija, el deportista y la incomprendida. Personajes que en principio son muy distintos, pero que poco a poco se descubre que tienen más cosas similares que distintas.
Una gran escena para comentar, sería en la que Bender imita como sería la familia de Brian. La familia perfecta según él. Y como luego revela cuan diferente es su familia de la de este. Creo que esa y la escena en donde todos se sientan y desnudan sus almas, contando por qué fueron castigados, por qué odian a sus padres o la presión de grupo en sus círculos sociales son de las mejores de esta película. En ellas puedes ver los grandes abismos de como una grieta en el ámbito familiar puede influir en un niño o en este caso, un adolescente. Y para bien o para mal, esta película refleja como son algunas familias en la actualidad.
Me gustaría comentar alguna de las curiosidades, como que, en principio, la película de Hughes duraba dos horas y  media, pero terminaron dejando la película en los noventa y siete minutos que conocemos. Otra curiosidad y algo que en parte me hace gracia, es que no todos los protagonistas tienen la misma edad. Solo Hall (Brian)  y Ringwald (Claire) tenían 17 años durante la filmación. Los otros eran bastante mayores. Emilio Estévez (Andrew) y Ally Sheedy  (Allyson) tenían 23 y  Judd Nelson (John Bender) tenía 26. No me hace gracia en plan “jajaja” es más bien, una gracia irónica, pues no entiendo por qué colocan a personas más mayores para interpretar personajes que sean adolescentes. Pasa en muchísimas películas y siempre “me quejo”, lo digo entre comillas porque no es que me parezca algo horrible, es solo que simplemente no lo entiendo. Pero no por ello me deja de gustar menos una película.  La canción “Don’t You (Forget About Me) fue compuesta exclusivamente para la película de la mano de Keith Forsey.
Otra de las cosas que me gusta de la peli es, que no esperaba que entre ellos surgieran parejas. En un principio pensé que Andrew y Claire eran novios y por eso este se mostraba protector cada vez que Bender hostigaba a Claire. Creo que pocas personas, yo entre ellas, no se esperaban que Andrew terminara con Allyson. Es cierto que se nota feeling entre ellos cuando van a por la comida o cuando Allyson habla sobre irse lejos y viajar, pero no se hace real hasta que se ve como Andrew mira a Allyson después de su cambio de look. Lo de Claire y Bender se espera y a la vez no, pues eso de niña buena con chico malo es uno de los clásicos del cine.

 Aparte de las escenas que he comentado, una de mis partes favoritas es el baile que se montan en la biblioteca, creando así una gran escena en el cine y  la escena final donde Bender alza el puño, dejando un final muy épico en mi opinión. 

*BSO:


No hay comentarios:

Publicar un comentario